Anemia Ferropenica

ANEMIA FERROPENICALa anemia es una enfermedad de la sangre que se caracteriza por un número reducido de glóbulos rojos en la sangre, los principales síntomas son la fatiga, la tez pálida así como una dificultad pronunciada para respirar cuando se hacen esfuerzos. La anemia ferropénica es la más común o la que más se presenta en la población, y se debe a una deficiencia en el hierro. El hierro une el pigmento “hemo” a la hemoglobina que se encarga de transportar el oxígeno a las células del cuerpo, elemento esencial para que las células produzcan energía.

Este tipo de anemia es generalmente causada por la pérdida de sangre o bien por la falta aguda o crónica de hierro en la dieta diaria. De una manera menos común se debe a problemas en la misma producción de hemoglobina.

Debido a que los síntomas de anemia pueden deberse a otro problema de salud, un análisis de sangre en el laboratorio debe realizarse para obtener un diagnóstico apropiado, por eso el CSC (conteo sanguíneo completo) es el que comúnmente se receta por el médico.

Para prevenir la anemia en el cuerpo no está de más saber si eres una de las personas en riesgo, aquí cabe señalar que las que están más en riesgo son las mujeres en edad fértil con períodos menstruales muy fuertes, las mujeres embarazadas con embarazos múltiples, los adolescentes, los niños de 6 meses a 4 años, también las personas con un problema de salud que causa la pérdida de sangre en la materia fecal como: úlcera péptica, pólipos benignos de cáncer de colón, colorrecta, entre otros. Algunos vegetarianos, en especial los que no consumen ningún producto de origen animal como los veganos, y los bebés que no son amamantados son otras personas que se encuentran en riesgo de tener anemia ferropénica.

Para evitar la presencia de esta enfermedad, se recomienda el consumo regular de alimentos ricos en hierro. El hierro se encuentra presente en dos formas principales: el hierro hemo, que se localiza en fuentes animales y que es fácilmente metabolizado por el cuerpo. El hierro no hemo, que se encuentra en alimentos de origen vegetal y cuya absorción es más difícil. Generalmente una dieta sana y variada es suficiente para tener una ingesta suficiente de hierro. El hígado de carne o pollo, almejas, ternera, pavo y sardinas representan una importante fuente de hierro hemo. Por su parte, las frutas secas, melaza, granos enteros, legumbres, verduras, nueces y semillas incluyen hierro del tipo no hemo.